jueves, 15 de enero de 2009

En un par de días

Todas las mañanas me despierta. Es el reloj adolescente, el corazón de caramelo. Es ese alquien que nadie ve pero todo el mundo siente. Ese nadie que sólo yo toco sin saber que me ama y amo con la certeza de que no me quiere.
Me pregunta por mi relación con el sol que me regaló. Le cuento que ya no brilla, que en la cama de su jaula le robarón el fulgor, un beso y la razón.
Llorando me demanda aquel corazón con el que me sorprendió esa tarde en la estación. Rebusco en mis bolsillos con la certeza de sólo encontrar tristeza. Lo cierto es que al lamerlo se me rompió, y me percate de toda su belleza...

Ahora forcejea por las noches el cerrojo de mi habitación.
Los sueños me mienten y la realidad lo desmiente.
Voy a morir y en un par de días, que alguien me despierte...


Gemma Fanjul

2 comentarios:

lamotta dijo...

Esa ortografía me hace sangrar de los ojos.
El texto está bastante bien, empero ;)

maRta dijo...

me gusta tu forma de escribir y me encanta la capacidad de transmitir y hacer sentir algo nuevo cerca de alguien nuevo.

quiero conocerte, y sé que me encantará. yo empiezo descalza, como siempre.


un beso
marta (una murciana sobre la que espero que no te den la tabarra)