domingo, 1 de febrero de 2009

Nada hay

Nada hay, y nada se puede sacar

De la monotonía de los platos vacíos

De la rutina de los pies descalzos

De los patios de recreo donde resuenan los disparos

De los cotos de caza humana.


Nada hay, y nada se puede sacar

De las miradas heladas y las casas invertebradas

De los sueños, los pensamientos, de tan pocos sentimientos

De las sonrisas, de las tardanzas

De las despedidas entre batallas


Nada hay, y nada se puede sacar

De los cabellos cardados

De los rostros despeinados

De las ciudades destruidas y los corazones derrumbados

De todos los alientos apocopados


Nada hay, y nada se puede sacar

Sólo de la mirada de un niño

De la sonrisa de un anciano

De ese grito de libertad

Sólo sangre y esperanza


Es lo único que se puede sacar



Gemma Fanjul

7 comentarios:

Orologiaio dijo...

Encantado de haberte encontrado en estas latitudes ;)

Paulo dijo...

como siempre escribiendo grandes versos tú...

besos

Lalaith dijo...

Si se puede sacar esperanza... ya es algo. Bastante, en mi opinión.

Saludos!

Holly Golightly dijo...

Me gusta este texto :)
¿Qué tal todo? Exámenes y vida madrileña :)
A ver si coincidimos otra vez cuando vengas y me cuentas.

Un besito!

Holly Golightly dijo...

Actualiza, tú :)
¿Qué es de tu vida? ¿Cuándo vuelves?

Schoch dijo...

y me hice blog y todo.
eres buena putalocadiosa, muy buena.
besos

Viergom dijo...

Queremos más! Queremos más!